Entradas populares

lunes, marzo 14, 2011

JOHN DONNE


John Donne - 1572-1631
Fue un poeta ingles, considerado como el primer poeta metafísico y uno de los mejores poetas de la historia. La paradójica unión del espíritu y la materia era su tema principal.

Citas:

Ningún hombre es una isla, algo completo en sí mismo; todo hombre es un fragmento del continente, una parte de un conjunto.

******

Pueden amar los pobres, los locos y hasta los falsos, pero no los hombres ocupados.



*****

La muerte de cualquier hombre me disminuye, porque yo formo parte de la humanidad; por tanto nunca mandes a nadie a preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.

*****

El mar es tan profundo en la calma como en la tempestad.



lunes, marzo 07, 2011

Retirada...


Dios, pido permiso para retirarme…


Solo da la orden y tendré la oportunidad de comenzar de nuevo;

Junto a mi Gabriel.

jueves, marzo 03, 2011



¿Somos culpables de analizar los defectos de los demás?

- Si se hace con el intento de criticarlos y difundirlos, se es muy culpable. Porque significa que estamos faltos de caridad. En cambio, si es en nuestro propio beneficio, a fin de evitar en nosotros esos defectos, puede en ocasiones resultar útil. Pero no hay que olvidar que la indulgencia hacia los defectos ajenos es una de las virtudes incluidas en la caridad. Antes de formular un reproche a los demás con motivo de sus imperfecciones, ved si no se puede decir lo mismo de vosotros. Tratad, pues, de poseer las cualidades opuestas a los defectos que criticáis en los demás: es el modo de elevaros. Si les reprocháis su avaricia, sed generosos. Si les enrostráis su orgullo, sed humildes y modestos. Si veis que son duros, sed vosotros tiernos. Si ellos obran con mezquindad, sed magnánimos en todas vuestras acciones. En suma, haced de modo que no se pueda aplicaros esta

Allan Kardec

martes, febrero 15, 2011

Alguien que sepa de leyes sobre planes medicos en Puerto Rico


EL MOTIVO DE ESTA COMUNICACIÓN ES LA IMPOSICIÓN A ESTA SERVIDORA DEL PLAN MEDICO, FIRST MEDICAL, COMO ÚNICA SELECCIÓN.

No soy mal agradecida, respeto y agradezco a las personas responsables de que yo tenga mi trabajo. Lo agradezco con profunda gratitud. Por esa razón trabajo con esmero y cumplo con mi responsabilidad a pesar de que mis ánimos estén decaídos y a veces quisiera solamente dormir debido a la perdida de mi hijo. Pero no le quiero fallar a las personas que confiaron en mí y me permiten laborar en el municipio para el cual trabajo.
Esta comunicación va dirigida aquellos planes médicos que estén utilizando medidas arbitrarias que afectan nuestra libre selección. No ataco a municipio alguno en específico, a persona o autoridad alguna. Lo hago respetuosamente, defendiendo el derecho que tengo de utilizar de forma adecuada y conveniente para mi familia, cada centavito que me gano trabajando.
Deseo continuar partiendo de esta premisa:
“Paz industrial, salarios adecuados y seguros para los empleados, así como la producción interrumpida de artículos y servicios, a través de la negociación colectiva, son factores esenciales para el desarrollo económico de Puerto Rico. El logro de estos propósitos depende del grado sumo que las relaciones entre patronos y empleados sean justas, amistosas y mutuamente satisfactorias y que se disponga de los medios adecuados para resolver pacíficamente las controversias obrero-patronales”, (Ley Núm. 130 de 8 de mayo de 1945, “Ley de Relaciones del Trabajo de Puerto Rico” establece en su Articulo 1 (2).

Soy madre soltera y empleada de gobierno. Lucho día a día para mantenerme a flote con el ingreso que genero de mi trabajo, y cada centavo producido por mi esfuerzo está dirigido a necesidades específicas de mi familia. Cada jefe de familia sabe en que se gastará cada centavito que cobramos cada quincena, y somos nosotros quien establece las prioridades en este plan financiero. Creo sumamente injusto que una compañía de planes médicos decida por nosotros cuales son esas prioridades.
La salud de nuestra familia si es una prioridad, como lo es la alimentación y la educación. Todos quisiéramos tener a nuestros hijos en colegios, pero no todos podemos. Todos quisiéramos comer langostas 3 veces a la semana en nuestros hogares o sushi, pero no todos podemos, así que nos vamos con la alimentación básica de casi todos los hogares puertorriqueños. Todos quisiéramos tener el mejor plan medico para nuestra familia, pero tenemos que escoger aquel que se ajusta a nuestra realidad económica.
Muchos de nosotros tenemos un plan medico gracias a que los municipios dan una buena aportación para este fin. Esto nos permite, con una aportación adicional de nuestra parte, tener a nuestra familia cubierta bajo un plan de salud. Sino fuera por la aportación del municipio muchos de nosotros no podríamos pagar un plan medico.

Algunas compañías de planes médicos, en mi caso First Medical, está orientando a los empleados municipales, informándonos, o mal informando, que ellos son la única compañía que el Municipio de Barceloneta ha escogido para sus empleados municipales, y que de no aceptar este acuerdo el Municipio no dará la aportación de $175 para que nos suscribamos a otro plan de salud. Ellos se consideran ser la mejor opción para los empleados. Esto nos obliga a muchos de nosotros a acogerse de forma individual (solo el empleado) al plan y dejar afuera a los demás componentes familiares, o pagar la suma adicional que ellos nos imponen, cosa que representa un incremento considerable para los que teníamos otro plan medico diferente a First Medical. Con el plan que yo tenia antes pagaba adicional a la aportación del municipio $10 quincenales, si acepto la oferta de First Medical para mi y para mi hija, pagaré quincenal $85 adicionales. Antes me descontaban $20 mensuales adicionales para mi plan medico, con esta otra compañía me estaría deduciendo $170 mensuales. First Medical, discúlpame pero tu no llevas mis finanzas. Sinceramente no puedo pagar esa cantidad. Ademas, con el plan anterior tenia acceso a:
Madicos primarios – Especialistas - Sub-especialistas – Hospitalización - Sala de emergencia – laboratorios y rayos x - Pruebas diagnosticas especializadas – medicamentos bioequivalentes – medicamento especializado.
Para algunos esto representa una centavería, para mi representa un incremento considerable en mis gastos básicos ya que como madre soltera mi hija y yo contamos solo con mi salario.
No soy la persona adecuada para entrar en términos legales, desconozco si existe una ley que permita la imposición de un plan medico. Aun continuo buscando información porque creo que debe de haber alguna ley que me proteja de que estas entidades jueguen con mi dinero y mi derecho a un plan de salud de esta forma. PIDO QUE SI ALGUIEN CONOCE ALGUNA LEY QUE ME PROTEJA ME DEJE SABER. O SI HAY UNA LEY QUE LOS FACULTE A ELLOS PUES NO INSISTIRE MAS, y ni modo, nos quedamos mi hija y yo sin plan medico, o me voy a la Reforma de salud, cosa que seria injusta pues yo trabajo para eso.
He buscado referencia en las siguientes leyes, sin encontrar nada que me obligue a aceptar esta imposición:
Ley Núm. 483 del ano 2004
Ley 45 del 25 de febrero de 1998
Ley de relaciones del Trabajo de Puerto Rico, Ley Núm. 130 de 8 de mayo de 1945, según enmendada
Ley Núm. 63 del ano 2010
Carta Circular 1300-05-06 del Departamento de Hacienda
Carta Circular 1300-14-08 del Departamento de Hacienda

No considero esto una insubordinación ni mucho menos. Es mi derecho de proteger mis intereses y el de mi familia. Mi derecho de proteger cada centavito que me gano con esfuerzo. De proteger el derecho que tiene mi hija y que tengo yo de tener un plan medico que nos asegure recibir servicios de salud en caso de enfermedad o para prevención.

jueves, febrero 10, 2011

HIJO QUERIDO...


Mi dolor es mío, tan mío como mías son cada lágrima que derramo por ti hijo querido. Te perdí y como sé que ahora perteneces a ese mundo de lo etéreo, de lo sublime, de lo espiritual, sé que puedes entender, ahora más que antes, cuanto me duele no tenerte y cuanto te amo. Cada vez que miro tus fotos mi corazón se pone frio, tan frio que siento que mi garganta se seca, y mis ojos responden al contacto con tu recuerdo. Me imagino que ya sabes que me siento preparada para estar a tu lado, desde el momento que naciste. Recuerdo ese día, debí de haber aprovechado más cada segundo a tu lado. Estoy preparada para estar a tu lado, por mi me iría en este momento, pero también amo a tu hermana y ella me necesita. Los amo a los dos inmensamente, pero ya tu estas a otro nivel, y sé que estás bien, mejor que tu hermana y que yo. Cuando me toque el momento quisiera que fuera cuando ya ella no necesite de mi y quiero que seas tu quien primero me reciba.

domingo, enero 30, 2011

DESDE EL DOLOR...

Tener que vivir con la realidad de haber perdido a un hijo se siente como si alguien te estuviera castigando por algo. Se siente como si te estuvieran torturando y sin saber cuando parara la tortura. Sino fuera por el hecho de que has conocido historias y personas que han pasado por lo mismo y aun están vivos y hasta aparentemente bien y funcionales, pensarías que es el fin de tu cordura ya hasta de tu existencia. De pronto te sientes como si hubieras entrado en otra dimensión donde todo se mueve mas lento, donde se siente permanentemente una pesadez en el pecho. El aire se siente mas denso y duele cuando pasa a través de tus fosas nasales hasta llegar a los pulmones. Inicialmente deseas estar dormido casi todo el tiempo porque buscas a tu hijo en tus sueños, pero poco a poco el dormir se convierte en algo doloroso ya que las pesadillas se convierten en parte de tu sueno.

"Tienes que vivir". "Tienes que continuar". "Hay personas que dependen de ti y que te quieren ver bien". "A tu hijo no le hubiera gustado verte así". Estas frases se convierten como en un sello porque las tenemos que escuchar casi a diario. Es una letanía que nos repiten los demás con el animo de ayudarnos, sin saber que a nuestros oídos son palabras huecas, vacías, sin sentido. He hablado con padres que están pasando por lo mismo y las cosas que nos decimos son muy diferentes. No necesitamos que nos digan esas cosas, ya las sabemos. Sabemos que hay que continuar, lo que queremos saber es como se hace y eso solo lo puede decir alguien que ha pasado por lo mismo. Pienso que en estos casos, si el deseo es darle consuelo a un padre o a una madre que esta pasando por la perdida de un hijo, lo mejor que se puede hacer es estar a su lado, estrecharle la mano fuerte, y quedarse en silencio. Esto se siente mas confortante que las palabras. no repitas palabras que solo lastiman mas porque en ese momento ya nada significa lo mismo. La vida pasa a cobrar otro significado, por el momento, hasta que se va sanando. Otros, quizás porque se sienten desesperados de vernos así,, piensan que ya es tiempo de que comencemos a ser como eramos antes; pero el dolor es una estación donde también el tiempo cobra otro significado y a cada cual sanara a su paso. Nadie te puede decir cuando es tiempo de que un hijo ya no te duela.

Sabes que algo te sostiene, porque el dolor es muy grande y no te explicas como estas en pie, Como aun te alimentas?, como trabajas?, como sigues interactuando con tu entorno?. Entonces sabes que algo te sostiene y te aferras a esa esperanza. Es un momento en donde la llama de tu fe e tus creencias se convierte en una vela a punto de apagarse. Comienzas a buscar en tu pasado y ver cual de tus errores fue tan grande e imperdonable que la vida te esta pasando factura en este momento, de este modo. Tus acciones como madre comienzan a danzar en tu cabeza casi constantemente, sobresaliendo aquellas en las que te equivocaste mas que en las que acertaste. Tratas de no pensar para que no te duela pero cuando te das cuanta te sientes culpable porque hacer eso puede significar que puedes ir dejando de pensar y recordar a tu hijo y lo menos que quieres es olvidarte de el, aunque recordarlo signifique que te duela el resto de tu vida.

Ya un sábado, un domingo no se sienten igual y el helado de chocolate no sabe igual que cuando lo compartías con el. Aun conservas parte de sus cosas y las aferras a tu pecho, de alguna forma te hace sentir cerca de el por segundos, porque sabes que sus cosas conservan partículas de su piel, de su sudor. Guardas sus dibujos, sus cuadernos de escuela y guardas su voz en tu interior con un miedo terrible de que esa voz se valla desvaneciendo con el tiempo y llegues a olvidar como era.

Es increíble, jamas pensé que algo así fuera parte de mi vida. En estos momentos no puedo pensar en futuro, lo mas que puedo aspirar es vivir día a día, hasta donde las fuerzas alcancen y confiar en que esa fuerza que me sostiene continuara haciéndolo hasta que me sienta mas fortalecida.

Agradeceré a las personas que valla encontrando en el camino, que lleguen a sentarse a mi lado y en silencio sostengan mi mano.

enero 30 2011
Por la perdida de mi hijo Hector Gabriel el 12 de agosto de 2010. El 2 de agosto 2010 apenas llego a cumplir sus 14.

(disculpen la falta de buena ortografia, son errores tecnicos)

martes, enero 11, 2011

Reflexiones en 2011


Hacia tiempo que no me sentaba a escribir nada mas allá de uno o que otro pensamiento en el famoso Facebook, la red social más importante en internet que es como una telaraña, una ves caes en ella difícil de salir. Pensándolo bien, esa página se ha convertido en un psicoterapeuta; las personas descargamos en ellas sentimientos, pensamientos y algunas cosas más. Para otros es como un club social donde hacen gala de su gran plumaje lleno de colorido, donde le hacen cree a todo el mundo que los lee, que tienen una familia y una vida perfecta, y nosotros nos comemos el cuento porque no podemos ver mas allá de sus letras y ellos no nos cuentan de sus “esqueletos en el closet”. Yo tampoco lo haría, ¿a quien le importa?. Buenoooooooooo… importa más que las plumas coloridas porque la gente es morbosa y le gusta más el chisme malo que el chisme bueno. Otros parece que no tienen claro el hecho de que muchas personas los leen y avientan una de cosas increíbles, si a algunos lo único que les falta es decir cuando tengan deseos de aventarse un peo. No es una critica, creo que es parte de esa necesidad que sentimos todos de expresarnos abiertamente, cosa que no siempre hacemos en nuestro entorno existencial por diferentes razones que no vienen al caso en este momento. Pero yo soy de las que pienso que si vas a escribir algo que tenga algún sentido, aunque si a algunas personas les hace bien el publicar que se tiraron el peo, pues bien ya ese es un sentido.

Lo cierto es que hacia tiempo no me sentaba a escribir con profundidad y a desembocar este mar de pensamientos y sentimientos que llevo dentro. Si hasta creo que por eso es este dolor en el pecho constante, día y noche. Es una sensación de estreñimiento en el alma, una pesadez en el pecho; es que hace mucho no descargo tantas cosas. De pronto el dolor me hiso olvidar todo lo que antes me llenaba y me satisfacía, entre ellas, la escritura abierta, sencilla, transparente, según me salga de los… dedos, con o sin sentido, con o sin lógica. Así que retomaré algo tan preciado para mí, como lo es escribir, desbordando un poco de lo que tengo atragantado desde hace algún tiempo entre mis dedos y mi garganta. A ver si así deja de doler tanto el pecho y la panza.

Ha comenzado el 2011, a penas hoy estamos a 11 de enero de 2011. Mi vida no ha sido un paseo por la plaza, mas bien ha sido un paseo por alguna región selvática…! ya sé, ya sé!, sé de memoria ese trillado dicho de que uno cosecha lo que ha sembrado. Debe de ser entonces que desde niña he tenido complejo de Jane buscando, a su Tarzan, a su Chita y su cabaña, porque hay que ver como me he complicado la vida. Esto de vivir es un peo tremendo para mí. Según van pasando los años es más el miedo que siento a vivir, cada ves me voy metiendo más y más dentro de mi cascaron, el cual yo creía que me protegía del mundo exterior pero también resultó ser pura mierda porque hay que ver la de chichones y cortaduras que tengo en mi alma. Esto no es una queja, mucho menos un canto de derrota, porque aun así peleo y lucho aunque no sepa con quien o contra quien. Pues si me van a hacer trizas que por lo menos digan que me defendí.

Sigo en pie y adelante, a pesar de que hay tantas cosas de esta vida que no entiendo, es una sensación extraña; quizás este sentimiento sea algo así como el que deben de sentir aquellas personas que han sido acusadas a cadena perpetua por algún crimen que ellos no cometieron pero que un grupo de pendejos “están convencidos”, por algún desfile de” pruebas razonables”, a razón solo de algunos, de que es culpable. Pero el condenado sabe que no lo es, no es culpable de eso que se le acusa, pero no pude hacer nada, por más que grite la verdad, no es escuchado. Ya algunos decidieron su vida por él. Debe de ser desesperante estar en una situación así, y es casi, casi como me siento yo. ¿Por que esta analogía?, sencillo!, ¿alguien me preguntó si quería ingresar al Planeta Tierra?, !noooooo! alguien decidió por mi algo tan importante como eso y lo peor es que no puedo hacer nada y para colmo vengo con el sello puesto de culpable y pecadora. Bueno, esto en realidad es más profundo de lo que aparenta, tendría que analizar mi planteamiento a la luz de las diferentes versiones de cómo y porqué estamos aquí en este planeta jodido y a punto de reventar como un petardo de fiesta patronal.

En adición a que no se me preguntó si quería venir o no, me “sumban” a esta vida con el sello puesto de entrada, ”pecadora”, esto según una de las postulaciones religiosas que mas impacto ha causado en las mentes de casi todos los mortales desde tiempos innombrables. Innombrables para mi, porque no sé en que momento comenzó la vaina esta de hacernos sentir mal por algo que no hicimos.

Según algunas religiones, entre ellas protestantes y católica, han enseñado a sus seguidores y a todo aquel que haya asomado las narices por sus enseñanzas que todos somos pecadores. Todos nacimos con el peso de “nuestrosssss” pecados sobre nuestras cabezas; y enfatizo en la “s” porque al parecer son muchos los pecados que cometimos; si quizás es por eso que cuando nacemos lo primero que hacemos es abrir la boca a llorar, y al que no llora se le mete una nalgada por el trasero para que lo haga, es como un rito de iniciación a esta jodida vida. Es importantísimo llorar en ese momento tan importante para todos, es la evidencia de que desde ya sabes lo que se te va a venir encima, claro, inconscientemente, porque ¿que sabe un niño de pecados? “Nuestros pecados”, ¿en realidad son nuestros?”, ¿no estaremos pagando los platos rotos de algún pendejo dios del Olimpo?

Bueno, la cosa es que venimos al mundo llenos de pecados, y así como en las películas de ciencia ficción y fantasía esta vaina también tiene su trama interesante, porque resulta que para librarnos de todos estos pecados que desconocemos pero que alguien mas importante que nosotros dijo que si los hicimos, y para poder encontrar la salvación y la vida eterna, lo cual es el objetivo principal de todo mortal, y la trama principal de la película, debemos vivir la vida de acuerdo a unos parámetros inventados por otra(s) persona(s) mas importante e inteligente que nosotros, que debió de ser un santo de alta jerarquía o un santo hijo de puta ya que lo que nos pide para llegar a la salvación es cosa de inmortales y seres perfectos. Todos aquellos mortales que logren esta gran Azaña se ganan como gran premio la salvación eterna en el paraíso prometido, donde les esperan momentos felices dándole de comer a los leones y también a los lechones de la mano. Aunque no sé si en el paraíso se celebren las navidades así que obviemos los lechones. Pero ojo, la historia no termina aun, a los que decidieron seguir siendo pecadores reincidentes, porque se le suman a tu cuenta de pecados ya preconcebidos los que si has concebido en toda tu conciencia plena y absoluta del bien y el mal, a estos les espera el lago de fuego y azufre por toda la eternidad. Donde jamás te convertirás en carbón (y dije CARBON, porque de los otros hay miles por ahí sin necesidad del lago de fuego), porque el fuego te quema pero no te consume. Si te conviertes en carbón llegara el momento que ya no te dolerá y la idea es que te duela en lo mas profundo de tu ser. Para mi esto es sumamente estresante y morboso, de hecho, a lo largo de mi crecimiento lo fue; es luchar con tu propia naturaleza, es sentirse mal y pecador por cosas que no se pueden controlar de momento porque no teníamos, en ese momento la capacidad o herramientas para hacerlo. No puedes parar a un niño en frente de una pila de dulces, decirle “no los toques, mucho menos los comas” porque el niño aun no ha desarrollado esas destrezas de auto control y fuerza de voluntad para pensar y decir “ëste guevon(a) puso toda esta pila de dulces a ver si yo caía en su trampa, pero se va a joder, no los comeré”. Así es el ser humano, nacemos y somos recipientes vacios de conocimiento y nos vamos llenando según vamos creciendo, madurando. No me puedes poner la vida de frente y decir no hagas esto o aquello así no mas, a capela, necesito desarrollar destrezas, habilidades, necesito fortalecer la fuerza de voluntad y no se me debe condenar por fallar porque esas fallas son las que me harán crecer y madurar para poder tan solo acercarme a un milímetro de lo que esperan esas ideologías de mi, “la perfección”. En mi caso me importa un comino lo que esperan esas ideologías de mí, es más importante lo que espero yo de mi misma.

“El infierno”, que cuento mas pendejo y morboso, ¿que mente maquiavélica habrá inventado ese concepto? Y ¿con que propósito?, bueno, uno de los propósitos podría ser una competencia de tontos, algo así como esas competencias que no tienen sentido, como quien puede comer mas “hot dogs” en 15 min. Y me perdonan los que si creen en estas cosas, no lo escribo con el animo de ofender, es casi como un dialogo conmigo misma, así que no lo tomen a mal. Quien sabe si de pronto algún día la capacidad de razonar y pensar abandona mi azotea y termino en los techos ensenando las mismas pamplinas y ganando adeptos para el club de tontos.

Conste que creo en Dios, no soy una malvada bruja que solo cree en la luna y el sol. Sé que la luna y el sol fueron creados por algo sublime, superior, por una fuerza inimaginable para algunos de nosotros porque su grandeza no cabria en nuestras mentes limitadas. Creo en un Dios lleno de amor y compasión el cual es el único que me podrá contestar estas interrogantes de porque estamos aquí y para que. Nosotros solo podemos especular y dejarnos guiar por nuestra brújula interna. Creo que el la puso ahí con esa intención, que cada cual pudiera encontrar su “own way” y retornar a nuestra inocencia esa que teníamos cuando solo éramos luz. Y no creo en ese Dios al que nombro porque me lo hallan enseñado en alguna parte, o porque alguien me halla hablado de él, creo en él porque él se presentó a si mismo en mi interior. De alguna forma que no puedo explicar, porque aunque creo que todo tiene su porque, no siempre se nos es manifiesto al momento, de alguna forma, supe en mi interior que él está ahí y que yo soy parte de él, así como lo es la naturaleza que me rodea. Yo he elegido creer, no he necesitado una pila de guevones diciéndome cosas y conceptos preconcebidos. Creo en el por que sé que de él provienen mis fuerzas cada vez que toco fondo y me toca volver a salir a flote, o cada ves que la vida me es ilógica y sin sentido y pierdo toda esperanza de vida, el me hace entender que aunque en el momento no entienda el porque y para que, debo de continuar viviendo. Eso lo siento en mi interior así de la misma forma que siento este dolor inmenso, ni a mi dolor ni a mi Dios los he podido ver con estos ojos mortales, pero los siento en lo mas profundo de mi alma y mi ser y para mi eso es mas que suficiente para creer. Ese dios entiende que a veces puedo estar molesta con el porque no entiendo algunas cosas, así como nuestros pequeños nos forman perretas y se molestan con nosotros cuando los tratamos de ensenar, en el momento no entienden, pero ya entenderán y sabrán que lo hicimos por amor. Ese Dios entiende que a veces me abandonen las ganas de vivir o de luchar. El ya ha perdonado cada uno de mis “malos pasos” y el no me acusa ni me condena por pecados ajenos, de los cuales yo no tengo razón ni idea. ¿Qué culpa tengo yo que Adán se comió la manzana? si ni siquiera estaba yo por el panorama.

En realidad no sé cual sea la verdad sobre el ser humano, ¿de dónde vinimos?, ¿con que propósito? No entiendo por que tanto sufrimiento, por que muere gente inocente, por que murió mi hijo, por que hay tantas personas que no tienen nada de comer mientras hay otras tantas que despilfarran el dinero en cosas vánales y triviales como hacerme una cirugía plástica para tener unos senos más grandes. No entiendo por que el ser humano es tan autodestructivo, por que peleamos guerras sin sentido. No entiendo y me asusta ver como lastimamos la tierra sin misericordia alguna ignorando que está tan viva como nosotros y que si la lastimamos a ella nos lastimamos a nosotros mismos porque somos parte de ella.

En realidad no entiendo muchas cosas de las que veo a mí alrededor y a decir verdad, a veces, muchas veces, vivo con un miedo terrible. He tenido momentos muy tristes, muchos de ellos ocasionados por mi misma, he lastimado, me han lastimado, he fallado en muchas cosas. En este punto, que muchas veces me he sentido perdida y a la deriva, donde no tengo otra verdad confiable y comprobada más allá de mi misma, entonces no me queda más que creer y confiar en lo que llevo dentro, en mi interior. No me queda más que creer en aquellas cosas que sí me hacen sentido y se acomodan a mi interior sin ocasionarme traumas existenciales, sin castigarme por cosas que no he hecho. No puedo ver más allá de lo que se me permite ver con mis ojos y con mi corazón, entonces he de fijarme en esas que si puedo alcanzar. Y antes de confiar en el criterio y en el interior de otros prefiero creer en el mío propio, porque no se cual es la agenda de los demás, mas si conozco la mía, llegar algún día a entender el porqué y para qué estoy aquí y cumplir a ese propósito.

viernes, junio 11, 2010





















Tomado de:

http://auroradiaz.typepad.com/mi_caja_de_luz/cerrando_puertas/#tp


Cerrando Puertas de Pablo Cohelo
Siempre es preciso saber cuando se acaba una etapa de la vida.Si insistes en permanecer en ella, mas allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto.O cerrando puertas. O cerrando capítulos. Como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos. Lo importante es poder dejar ir momentos de la vida que se van clausurando. ¿Terminas con tu trabajo? ¿Se acaba la relación? Ya no vive más en esa casa? ¿Debes irte de viaje? ¿La amistad se acaba? Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente revolcándote en los "porques"; en devolver el cassette y tratar de entender por que sucedió tal o cual hecho.

El desgaste va a ser infinito porque en la vida, tu, yo, tu amigo, tus hijos, todos y todas, estamos abocados a ir cerrando capítulos. A pasar la hoja. Al terminar con etapas o con momentos de la viday seguir para adelante. No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió.
Y hay que soltar, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.

No. Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!
Por eso a veces es tan importante romper fotos,quemar cartas, destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa. Papeles por romper, documentos por tirar, libros por vender o regalar. Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación.
Dejar ir, soltar, desprenderse.

En la vida nadie juega con las cartas marcadas y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir solo lo que tenemos en el presente. El pasado ya paso. No esperes que te devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quien eres.

Suelta. El resentimiento, el prender su televisor personal para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarlo mentalmente, envenenarlo, amargarlo.
La vida está para adelante, nunca para atrás. Porque si andas por la vida dejando puertas abiertas, por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción.

Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de regresar... ¿a que?,
necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron. Así puedes enfrentarlos ya y ahora, házlo! Si no, déjalo ir, cierra capítulos. Díte a tí mismo que no, que no vuelve. Pero no por orgullo ni por soberbia sino porque tu ya no encajas allá,e n ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio,en ese oficio, tu ya no eres el mismo que se fue, hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a que volver.

Cierra la puerta, pasa la hoja, cierra el circulo. Ni tu serás el mismo ni el entorno al que regreses será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Es salud mental, amor por ti mismo desprender lo que ya no está en tu vida.

Recuerde que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, nada es vital para vivir porque cuando tu vinistes a este mundo llegaste sin ese adhesivo, por lo tanto es costumbre vivir pegado a el y es un trabajo personal aprender a vivir sin el, sin el adhesivo humano o físico que hoy te duele dejar ir.

Es un proceso de aprender a desprenderse y humanamente se puede lograr porque, te repito, nada ni nadie nos es indispensable. Solo es costumbre, apego, necesidad. Pero... cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacude, suelta...Hay tantas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escojas, te ayudará¡ definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad.

Autor: Paulo Coelho

jueves, marzo 25, 2010


En medio de la turbulenta corriente de agua en la que veces nos sentimos sumergidos, siempre aparece un pedazo de tronco o rama de la que nos podemos sujetar mientras la turbulencia pasa. Solo que si estamos desesperados tratando de no hundirnos no podremos ver todo lo que pasa frente a nosotros. Es necesario mantenernos a flote, la turbulencia pasará. Aun los rápidos más peligrosos desembocan en aguas tranquilas. Tu decides como te maitenes a flote, unos luchan contra la corriente, otros se dejan llevar por ella, no importa cual elijas, solo lucha. Escribiendo esto me lo digo a mi misma. No sé como llegué a este rápido tan turbulento. Quizás caminando por el bosque me distraje lo suficiente como para perder el camino que había trazado en mi mapa. Quizás no seguí las indicaciones del mapa o las instrucciones del guardabosque, ese que todo lo conoce. Pero que importa? Ya estoy aquí. Importa los deseos de vivir, importa que no quiero rendirme, importa que al otro lado hay gente y cosas buenas esperándome.

jueves, noviembre 26, 2009


Sin duda una de las canciones mas hermosas que he escuchado. Les dejo el link para que la puedan escuachar.




SERA QUE TE CONOZCO

De: Alejandro Filio


Será que te conozco y que esta vez nos espera desde entonces

que esa luz en tus ojos pudo más que esta tierra y estos nombres.

Que seguimos errantes, que estuvimos de paso en otra estrella,

que lo intentamos antes y hoy me vuelve tu abrazo a la pelea.

Todo vendrá de tu boca para la luz y de la sombra.

Todo vendrá si recuerdas la promesa de esta sociedad de luz.

Será que te conozco y que no fue coincidencia nuestro encuentro

porque para tu voz se ha escapado mi nombre del silencio.

Que quedamos de acuerdo para buscar el sol a cada paso,

donde sólo el recuerdo, donde sólo la noche o el ocaso.

sábado, octubre 24, 2009


Aun estas aqui...

y eso que te he ignorado tanto.

Me he burlado de ti tantas veces,

y te he sustituido con cualquier cosa.

!Que obstinada eres!

?Que tengo que te aferras a mi de esa forma?

Te habras enamorado de mi dolor, de mis lagrimas?

?Te habras enamorado del reflejo de desamparo

de mis ojos?

Tal ves te enamoraste de mi mal humor

o de mis palabras siempre desafiantes a la vida.

Al final me doy cuenta que siempre estas,

jamas te has ido.

siempre termino refugiandome en tus brazos,

y tu abrazandome como si nada.

Siempre tu... SOLEDAD.


Arlene G.

octubre 2009



disculpen la ortografia, arreglare mas adelante, problemas tecnicos.

lunes, julio 27, 2009


Hay sentimientos que nunca dejarán de ser porque se crearon en algún lugar llamado eternidad. A veces conoces a alguna persona que aunque no la buscabas ni la esperabas, llega a tu vida y de pronto lo llena todo, cambia todo y se convierte en la fuerza generadora de toda tu energía y tu voluntad. A veces no nos pertenecen en esta vida, pero nos pertenecieron en alguna vida y por eso ese apego y ese sentimiento de pertenencia. Por eso la afinidad entre ambos seres. Son sentimientos que nunca dejaran de ser. Cuesta entender a veces, porque nuestra visión limitada del mundo etéreo que nos rodea no nos permite ver que hay cosas que se unen y se crean fuera de este mundo en el cual vivimos.

Tal vez sea idiota, tal ves una tonta, o tal vez soy una mujer que veo la vida desde otro punto de vista, con otros ojos. Por eso no suelo juzgar nada. Hay un refrán que dice que “rostros vemos, mas corazones no conocemos”.

Hay personas que jamás entenderán esto, porque están tan preocupados por las apariencias y las cosas materiales que son incapaces de ver el mundo real que los rodea.

Le doy gracias a Dios por las personas maravillosas que han llegado a mi vida. Por los que han llegado y se han ido, porque en su momento dieron alegría a mi vida. De alguna forma formaron parte de mi crecimiento. Doy gracias por los que llegaron y aun están y siempre estarán porque son lazos que no se unieron en este mundo, sino más allá de lo comprensible por nuestra mente limitada.

HAY LAZOS Y SENTIMIENTOS QUE NADA NI NADIE PODRA ROMPER JAMAS

domingo, julio 12, 2009

EL CIEGO QUE NO QUIERE VER

HAY REALIDADES QUE DUELEN TANTO QUE PREFERIMOS IGORARLAS Y HACER COMO QUE TODO ESTA BIEN, QUE NO ESTA PASANDO NADA, NO SE SI ESO ES UNA TACTICA INTELIGENTE O ES PASAR POR IDIOTA.

martes, junio 30, 2009

Iqbal Un Niño Pakistaní con una Misión


Iqbal: Un Niño Pakistaní con Una Misión
“Los méritos de una vida se deben medir como los de una canción. Lo que la hace memorable es su belleza, su pasión y su verdad, no cuan larga sea.”
Roberto Guzmán

Los padres del niño de cuatro años lo llevaron frente al dueño de una fábrica de alfombras y se lo vendieron al hombre. Sencillamente no tenían dinero para cuidar de él. La desesperante pobreza los obligó a ellos y a cientos de miles de otras familias a vender sus niños a poderosos dueños de fábricas en un arreglo conocido en inglés como “bonded labor’” o (labor con fianza). Esta es una práctica en la que una persona contrata los servicios de otra a cambio de un préstamo. Las condiciones y la tasa de intereses del préstamo son tan extremas que en realidad la persona jamás puede saldar la deuda y se convierte, para todos los efectos prácticos, en esclavo del que da el préstamo.

El préstamo con fianza está diseñado para que parezca una transacción de negocios legítima. A fin de cuentas, la persona será libre en cuanto pague la deuda contraída. El problema es que eso jamás ocurre.

Por cerca de seis años, el pequeño Iqbal Masih fue obligado a trabajar más de catorce horas diarias frente a una maquina de tejer alfombras. Muchas de estas finas alfombras eran luego exportadas a países desarrollados en los que eran vendidas por cientos y hasta miles de dólares. Estas alfombras tejidas a mano acababan llegando a exclusivas tiendas en ciudades como Roma, Paris o Nueva York.

Nutrición deficiente, falta de ejercicios y un lugar de trabajo altamente contaminado inhibieron el crecimiento de Iqbal. Era mucho más pequeño y débil que un niño promedio de su misma edad. Sus pequeñas manos estaban cubiertas de callos y cicatrices. Iqbal, sin embargo, no estaba solo. El era solo uno de cerca de 12 millones de niños esclavos en Pakistán.

En esa nación niños de entre 4 y 14 años de edad son tratados como propiedad y son explotados de diversas maneras. Son utilizados como sirvientes domésticos, esclavos sexuales o trabajadores forzosos en la gigantesca industria de alfombras. Esta industria prefiere a los niños porque sus manos, al ser más chicas, pueden atar nudos más apretados e irregulares, que le dan a una alfombra hecha mano un encanto y una singularidad que una alfombra hecha con máquinas no tiene. Como las alfombras hechas por máquinas son todas idénticas, éstas tienen mucho menos valor en el mercado mundial.

A los niños afectados se les priva de su libertad y su salud pero también le quitan otra cosa. Le quitan la oportunidad de obtener una educación y por ende, un futuro mejor. Por un tiempo, Iqbal fue uno de los pocos afortunados. Luego de seis años de cautiverio, fue liberado por Ehsan Ulla Khan, el líder de una organización dedicada a la liberación de niños esclavos en Pakistán. Esta organización es conocida como la “BLLF” (“Bonded Labor Liberation Front”). Esta organización se dedica a combatir la esclavitud infantil en Pakistán. Para mediados de la década de los 90 ya habían conseguido la liberación de cerca de 30 mil niños de la esclavitud virtual.

Iqbal Masih fue una parte muy importante de esa lucha emancipadora. El joven viajó a los Estados Unidos y a Europa hablando ante distintos grupos, creando conciencia de los problemas de los niños de Pakistán. Habló al mundo desarrollado acerca de la falta de educación pública, la rampante pobreza y las terribles condiciones de trabajo a los que millones de niños eran sometidos diariamente. Habló acerca del dolor y la desesperanza de las familias que se sentían obligadas por la pobreza extrema a cambiar sus hijos e hijas por dinero.

Iqbal le pidió a la comunidad internacional que boicoteara la industria de las alfombras de su país y el llamado funcionó. Muy pronto, los que durante siglos habían hecho sus fortunas sobre las espaldas de niños esclavos, comenzaron a sentir sus efectos.

Iqbal recibió reconocimiento internacional por su incansable labor. El fue la persona más joven en ser nominado y recibir el premio de derechos humanos “Reebok Human’s Rights Award” en 1994. Su trabajo en pro de los derechos humanos de todos los niños fue reconocido por la comunidad internacional. El llamado a boicot de Iqbal fue tan efectivo que entre 1992 y 1993 las exportaciones de alfombras de Pakistán bajaron por vez primera en la historia moderna de esa industria.

Los poderosos dueños de fábricas no estaban felices con las actividades de Iqbal. El 16 de abril de 1995 dos pistoleros tirotearon al pequeño Iqbal en las afueras de la aldea en la que residía. El gobierno de Pakistán jamás hizo un esfuerzo serio por identificar o capturar a sus asesinos. Iqbal tenía solo 13 años de edad cuando entregó su vida a su causa. Mataron al niño activista pero como dice una canción popular “No hay bala que mate la verdad cuando la defiende la razón.”

El legado de Iqbal le sobreviviría y se manifestaría de muchas maneras. Creó conciencia ante el mundo del infierno en el que millones de niños son obligados a vivir. También ayudó de manera directa, a liberar a decenas de miles de niños en Pakistán.
Además, Iqbal sirvió de inspiración a otros que continuarían con su lucha. Su ejemplo inspiró a un joven canadiense llamado Craig Kielburger. Este joven fundó una organización conocida como “Free the Children” (Liberen a los Niños). Este grupo, al igual que el de Iqbal, se ha dedicado a luchar por acabar con la esclavitud infantil y la explotación económica. Hoy Kielburger, como un joven adulto, dirige la organización más grande en la lucha por ayudar a los niños del mundo por medio de la educación. Su grupo ha sido nominado al Premio Nóbel de la Paz en tres ocasiones distintas. Kielburger recibió el “Premio a los Derechos Humanos de Nelson Mandela”. Craig también ha escrito o co-escrito varios libros sobre el tema de explotación infantil. Estos son: “Me to We: Finding Meaning in a Material World”, “Free the Children” y “A Guide to Active Citizenship”.

Así que el extraordinario legado de Iqbal, vive aun en las vidas de millones de personas que al sol de hoy luchan por mantener su sueño de traer justicia viva. Por haber tenido una vida corta pero llena de significado y logros Iqbal Masih, es sin duda alguna, un héroe.
Autor: Roberto Guzman Sosa
Héroes: El Poder de las Ideas, La Fuerza de la Convicción
Libélula Azul
2009




domingo, junio 21, 2009


Valores Por los Cuales Vivir

Algunos piensan que hoy día, mucha gente carece de valores. Confusión entre lo que es importante y lo que es trivial, lo que es correcto e incorrecto parece embargar al planeta entero. Los abusos en contra de los débiles, los pobres y los sectores marginados de la sociedad son comunes. Niños esclavos, discriminación por género y abusos en contra del medio ambiente son parte integral de la vida en muchas, muchas naciones. La esperanza aparenta ser un lujo raro para billones de personas alrededor del mundo.

Sin embargo, parece que el problema no es la falta de valores en si mismos, sino, la aceptación de los valores equivocados. Aparentemente, mucha gente siente que el tener es más importante que el ser. Piensan que si tan solo tuvieran este producto o servicio sus vidas serian completas. Para alcanzar sus objetivos materialistas muchos que están en posiciones de poder, tanto individual como grupalmente, abusan de los intereses y derechos de los que no tienen dicho poder. De ahí nacen todo tipo de explotaciones y abusos.

Después de todo, un valor es cualquier cosa que un individuo o un grupo considere de gran importancia en su vida. Un valor es una creencia acerca de lo que es deseable. Por ejemplo, en algunos contextos socio-culturales, el sexismo es un valor perfectamente aceptable. Se espera con toda sinceridad, que las mujeres se sometan a la voluntad arbitraria de lo que la cultura machista dominante dicte. Se reprime, a veces de modo violento, todo intento por combatir la discriminación por género.

En muchas culturas, los niños son tratados como propiedades que pueden ser vendidas o compradas por los adultos. No tienen derechos reales algunos y son sometidos a arreglos sociales que son en la práctica, esclavitud de facto. En muchos países se utilizan antiguas costumbres religiosas y culturales para justificar la esclavitud, el sexismo y la explotación infantil.

A pesar de todos estos retos, algunos individuos se las arreglan para no solo sobrevivir, sino, florecer. Logran vivir y promover otros valores, unos valores que son rechazados por los que ejercen el poder. Estos individuos se convierten en modelos de una nueva manera de hacer las cosas, unos valores nuevos.

Donde antes reinaba el dogmatismo, la desesperanza y la intolerancia ahora existe esperanza y comprensión. En lugares en los que el cambio solo podía promoverse por la violencia y la represión ahora se introduce la idea de que la educación puede funcionar mejor que la acción militar y que quizás, los libros y los maestros puedan traer mejores resultados que las balas y los soldados.

Los valores que estos héroes representan cruzan fronteras geográficas, religiosas y raciales. La gente que conocerás en estas páginas viene de todos los lugares de la tierra. Algunos son cristianos. Otros son musulmanes, hindúes, judíos y hasta ateos. Algunos son jovencitos, mientras que otros, son mayores. Sin embargo, todos tienen una cosa en común. Todos atesoran el respeto por el individuo y rechazan la represión en todas sus manifestaciones.

Esta gente cree en el poder de la razón, la honestidad y la integridad. Estos valores parecen ir mucho más allá de las limitaciones del fundamentalismo y la intolerancia. Ellos representan algo en que la mayoría de las personas, independientemente de su fe, están de acuerdo. Creen que la dignidad humana debe defenderse a toda costa y que dicha dignidad no es negociable.

Ellos se negaron a rendirse ante los abusos y creyeron que a pesar de toda la maldad existente, el cambio para lo mejor, si era posible. Este libro está dedicado a esos hombres, mujeres y niños que con su ejemplo marcan un camino a seguir. Son héroes que fijan unos estándares que a veces parecen imposibles de alcanzar pero que tienen que ser abrazados, porque la otra opción, la resignación y la desesperanza, solo llevan a la destrucción.

Eso es algo que nadie, ni un individuo, ni una nación, puede darse el lujo de hacer. Cuando un pueblo se rinde, su razón de ser muere y poco tiempo después, él también expira. Los héroes creen, no solo en hablar, sino, más bien, en hacer. Como uno de ellos dijera alguna vez: “Oré por veinte años pero no recibí respuesta hasta que comencé a orar con mis piernas”.

No basta con esperar o soñar con un mejor mañana. Esta gente es evidencia de que hay que ocuparse, hacer algo respecto a las cosas que nos importan. Como lo dijera un escritor, “Sino estás dispuesto a trabajar no mereces soñar”. Nos lo debemos a nosotros mismos y a los que vinieron antes que nosotros. Se lo debemos a los que vendrán después. Hay que redescubrir los valores que en verdad importan. Eso es lo que los héroes nos permiten hacer.


Tomado del libro:

Héroes: El Poder de las Ideas, La Fuerza de la Convicción
Libélula Azul
2009

Autor: Roberto Guzman Sosa

( Un gran amigo quien a traido a mi vida sabiduria y palabras llenas de energia cuando asi las he necesitado)





sábado, mayo 02, 2009


Hoy desperté con una sensación de angustia dentro de mi pecho, esa clase de sensación donde sientes tristeza, coraje e impotencia. Más allá de mis problemas personales, -¿quién no los tiene?-, me duele mi país. Mis problemas personales, dependen única y exclusivamente de mí, yo tengo el control de ellos y yo determino el desenlace; pero la situación de mi país no depende de mí, depende de todos y eso es lo que más me preocupa, el “todos”. No a todos les importa lo que está sucediendo. Unos aparentan importarle cuando realmente lo que les interesa es proteger sus intereses personales y otros, aunque les duele la situación, prefieren ignorarla porque para ellos es muy difícil tomar una postura en momentos de tanta confusión. A estos últimos no los culpo. Yo misma me encuentro en un mar displicente de ideas, donde una corriente me hala para una orilla y otra me hala para el otro extremo; por ejemplo: si fuera a tomar una postura en cuanto a la situación de los miles de empleados que van a ser despedidos tendría que tomar en consideración varios aspecto antes de “apilarme” a alguno de los extremos.

Por un lado está el hecho consabido y “requetesabido” por todos de que el gobierno tiene más empleados de los que necesita. Todos en algún momento hemos tenido que solicitar algún servicio en alguna agencia gubernamental y ya todos sabemos cómo es el trato que ofrecen algunos (por no decir la mayoría) empleados de estas agencias. Cuando encuentras un empleado que te trata con cortesía, amabilidad, que se interesa por lo que solicitas, es como encontrarse un billete de $20 en la calle mientras vas caminando, posible pero raro.

No podemos negar, porque hacerlo sería rayar en la hipocresía, que nuestro sistema gubernamental necesita una restructuración de sus recursos humanos. Muchos de estos empleados de gobierno se están robando el dinero del pueblo, el dinero que puede ser utilizado para otras cosas, porque estar ocho horas en tu lugar de trabajo y no hacer nada durante ese tiempo es una forma de robar. Se les paga para que realicen una tarea no para que lean todos los periódicos nacionales, regionales y locales, no para que anden pegados al celular, ni anden chismorreando de oficina en oficina y de cubículo en cubículo todo el día. Porque no trabajan pero se dedican a joder a los que si lo hacen. Llevan años y años en los mismos puestos a tal punto que si trataras de despegarlos lastimarías sus traseros porque ya sus traseros y sus sillas son como una sola alma.

Lo que me preocupa de ésta drástica pero necesaria acción por parte del gobierno es que con las podridas también se irán las productivas, no es la acción sino como se producirá ésta. Sé que así como hay miles de “batatas rancias y desabridas” en el gobierno, también hay miles de empleados comprometidos que trabajan con pasión, porque el trabajo, para ellos, más que meramente un modo de ganarse la vida, es una manera de servir y sentirse productivos; pero como tal vez reflejan algún color en particular serán juzgados por eso y no por su productividad.
Aun no estoy muy convencida de cual debe de ser mi postura en relación a esto, sé que miles de familias se verán afectadas y que será una reacción en cadenas, un problema traerá otro y otro y “Dios nos coja confesaos”, porque no sé en que parara ésta situación.


Creo que muchas personas piensan como yo porque la manifestación masiva no fue lo que todos esperábamos. Nos duele que estas familias se queden sin empleo pero sabemos que es necesario disminuir la nomina del gobierno. Es como cuando una persona sufre una amputación de alguna parte de su cuerpo; primero está la negación cuando el médico le comunica que es necesario, el paciente le dice al médico que por favor busque otra manera de curarlo, e inclusive, no contento con la decisión del médico busca otras opiniones que tal vez por hacerse los mejores lo que hacen es que retrasan el proceso final y necesario empeorando la condición del paciente. Al final la amputación es inevitable, el paciente sentirá un terrible dolor físico y emocional y esto representará todo un proceso hasta que el paciente se restablezca totalmente, pero si toma la situación desde un punto de vista objetivo y positivo su vida podrá ser más productiva de lo que antes era, ya no tendrá ese órgano enfermo que le impedía ser funcional y productivo.
Pido a Dios que me ilumine en esta situación para apoyar la postura que más convenga a nuestra isla y no la que favorezca los intereses de algunos.


Arlene G. Acevedo

Puerto Rico

2009

domingo, abril 26, 2009


A veces transitamos rutas que conducen al “Valle de la Ausencia”, donde la ausencia de lo más anhelado hace que todo lo demás parezca ausente; solo que a veces nos damos cuenta cuando ya la presencia de la ausencia se vuelve “tierra que pisamos”.


Arlene G. Acevedo
abril 2009

Estados Unidos hiso con Puerto Rico lo que hace el vendedor de droga con un potencial drogadicto; las primeras veces le regala la droga de “mejor calidad”, para así crearle la dependencia a la misma; tanto en su sistema físico como en su sistema sicológico. Ahora somos dependientes de Estados Unidos, tanto nuestro gobierno como nuestra sociedad. Ya una vez creada la dependencia a aquello que nos hace esclavos, hay que pagar para obtenerlo y esta vez a un precio muy alto; nuestra dignidad, nuestro orgullo, nuestra identidad, nuestra libertad.
Permitir que E.U nos ayude, servirles de ayuda no va contra la dignidad, pero convertirnos en sus “marionetas” a cambio de su ayuda, si va contra la dignidad.


Arlene G. Acevedo

26 abril 2009

12:43 pm

viernes, abril 24, 2009

!ORANDO, ORANDO PERO CON EL MAZO DANDO!

Hoy, mientras regresaba de dejar a mi hijo en el colegio, pensaba en una decisión que tenía que tomar. Me preguntaba a mi misma que hacer. De pronto me sorprendí diciéndole a Dios, “Señor dejaré que seas tú quien actúes”, e inmediatamente vino a mi pensamiento, o a mi corazón (no podría explicar) que Dios nos dio la capacidad de pensar, de razonar, que nos dio una conciencia, que nos dio unos conocimientos (básicos, como mínimo) para saber lo que está bien y lo que está mal. Todo eso nos fue dado para que podamos vivir nuestra vida, para que podamos tomar decisiones y ejecutar acciones.

Es necesario pedir su dirección en todo, pedirle sabiduría, entendimiento, que nos abra los ojos espirituales para que podamos ver todas aquellas cosas importantes que escapan a nuestra vista; pero él no desea que nos sentemos a esperar que sea él quien nos resuelva las cosas.

Hay gente que no mueve un dedo en la vida a menos que Dios les envíe una señal de que hacer. Esperan que venga algún “profeta” a decirles “Dios me dijo que te dijera”, o peor aun, solo se sientan a esperar que las cosas se resuelvan solas. Es tanto el miedo a tomar decisiones, que se les escapan las mejores oportunidades mientras ellos esperan que la señal baje del cielo.

Para algo Dios nos dio raciocinio y sentido común. Pienso que a Dios le gustan más las personas valientes, que buscan soluciones y se enfrentan a la vida, aun con la posibilidad de equivocarnos (de todas formas, nuestro conocimiento y nuestra vida se nutre, en parte, de los errores cometidos). Tendríamos más respuesta por parte de él si nos ve luchando y dando la batalla, que esperando dentro de una trinchera que cese el fuego, que el enemigo se valla, o que venga “superman” a rescatarnos.

No tengas temor de tomar decisiones, tienes las capacidades y herramientas para hacerlo. Pide la dirección de Dios pero acciona, “mueve el trasero” para que las cosas funcionen y para que la circulación corra.

Arlene G. Acevedo
viernes 24 de abril de 2009
5:39 pm

lunes, abril 20, 2009


Un hombre te puede hacer sentir la felicidad más grande del mundo, así como la tristeza más profunda, es por eso que nuestra felicidad y seguridad emocional jamás debe depender de lo que ellos le puedan ofrecer a nuestro interior. A principio te dan la hogaza completa, ya luego de un tiempo, solo te dan migajas. En cambio, tu tienes el privilegio de hornear tu propia hogaza todos los días, porque tienes todos los ingredientes en la alacena de tu interior para preparar la mejor. ¿Entonces, para que conformarnos con migajas ajenas?
No digo que no hacen falta, ni que los lleguemos a extranar, hacen mucha falta, pero si solo van a estar cuando sean ellos los que necesiten de ti y no cuando tu necesites de ellos pues ya eso es una desventaja y tenemos el absoluto derecho de decir no; y esperar confiadas en que Dios, en su infinita misericordia y en la grandeza de su amor, nos dará justamente lo que anhela nuestro corazón, un companero tal y como lo deseamos.
Arlene G. Acevedo
abril 2009

sábado, abril 18, 2009


Pensaba que al llegar a los 40, me iba a doler algo, o deprimirme, o correr a la farmacia desesperada a comprarme, compulsivamente, cuanto frasco de crema anti arruga encontrara disponible. Pero que va, es una sensación de plenitud que no esperaba sentir.


Los 40 son el inicio de una vida sustentada por las enseñanzas de los errores pasados, por la madurez presente y por la seguridad de saber exactamente quienes somos, lo que se quiere y hacia donde nos dirigimos. Y lo más importante, se disfruta al máximo la maravillosa condición de ser mujer, de estar más viva que nunca antes. Se disfrutan más las cosas simples de la vida y aprendemos a darle valor a las cosas que si lo merecen, como lo son la familia, los amigos, nuestro crecimiento intelectual y espiritual.


Claro está, esto es así si has enfrentado la vida con valentía, reconociendo tus errores, aprendiendo de ellos y teniendo la fuerza de voluntad y coraje de enfrentar, asumir las consecuencias y superarlas.


A los 40 hay dos opciones, o dejas que la depresión de la superficialidad y la “vanalidad” te susurren al oído que te estás poniendo vieja, que te vas a arrugar como una pasa de esas baratas que venden en “Walgreens” y nadie compra por lo duras y desabridas que son, además de que hay que leer primero las instrucciones para poder abrir el empaque. Que perderás tu “sex appeal” y pasarás de ser una mujer interesante y bonita a simplemente ser una mujer más, de las del montón, de esas que solo sirven en caso de una emergencia, como la llanta que llevas en el cajón de tu vehículo por si te falla una de las buenas, pero que solo la puedes usar por un lapso de tiempo corto, porque su durabilidad es poca.


Que se te resecarán tus paredes vaginales y odiarás el sexo al punto de sentir nauseas de solo escuchar la palabra, o que al contrario, por el miedo a que se te reseque más pronto de lo pensado, correrás desesperada a utilizar donde sea y con quien sea, la poca lubricación que te queda, jajajajajaja, porque de que las hay las hay. Hay viejos verdes, pero existen más mujeres verdes que hombre verdes. Y que ya debes ir pensando en el estilo de butaca y chinelas estilo conejo que vas a comprar; ha, de viaje puedes ir pensando en el nombre que llevarán tus biznietos.


Si para colmo a tus 40 estás sola, sin ese “recurso vital que necesita toda mujer para sentirse plena y completa” o sea un buen semental, macho, masculino, hombruno, digamos, ‘Hombre Vernaculo” ( si Pepe), pues pensarás que debes agarrar el primero con cara de tonto que te muestre una sonrisa, porque ya sabes, depreciamos y no podemos exigir mucho, jajajajajajja, con uno como Epifanio, “El viejo Dañado” resolvemos. Al fin, lo que importa es tener un tonto con suficiente tolerancia para escuchar nuestras cantaletas diarias de episodios de hipocondría y nuestros calores repentinos. ¡Uff!, lo peor, esos malditos calores peores que los del Desierto del Sahara. De viaje ve comprando un abaniquito de mano, de esos que utilizaba Felisa Rincón, en momentos de extrema calor sirven para cualquier partecita del cuerpo.

¡OOOOOO!, puedes disfrutar más que nunca ser mujer, mirarte al espejo y ver la hermosura de una mujer llena de vida, llena de experiencias, de vivencias, con cicatrices en su alma que la han hecho más fuerte, más valiente, y por eso son cicatrices hermosas. Que quizás tiene unos moretones en algunos lados del corazón que la han hecho ser mas sensible, más espiritual.
Disfrutar y aprovechar el sentido de dirección claro y definido, con la seguridad suficiente para saber cuando decir no, y cuando decir si. Con el derecho absoluto que nos ha dado la experiencia de saber elegir y escoger solo aquello que nos sea de beneficio y desechar sin duda alguna todo aquello que nos lastima o nos ha lastimado por años ( y no piensen que me refiero a sus maridos, seria INCAPAZ de eso). Y lo mejor de todo, con un deseo profundo de disfrutar todo lo que nos rodea con todos nuestros sentidos más despiertos que antes.


A las cuarentonas, ¡DISFRUTENLO!, ahora es que comienza la verdadera vida. Las que aun están solas, dense el “quille” de tener el absoluto derecho de escoger lo mejor y exigir lo mejor, nada de sobras o migajitas como antes. Siéntanse más bellas que nunca, disfruten el sexo responsable con la maravillosa ventaja que da el conocer cada parte de nuestro cuerpo y lo que nos causa placer, ya no estamos para complacer, estamos para ser complacidas. Y sobre todo, no dejes de comenzar ni un solo de tus días, de ahora en adelante, sin agradecer a Dios el privilegio de ser mujer.
Autora
Arlene G. Acevedo
A mis recien cumplidos 40 "years"

viernes, abril 17, 2009


A veces no conoces la expresión máxima del egoísmo hasta que te encuentras con el egoísmo personificado en el ser que amas.
Arlene G. Acevedo

miércoles, abril 08, 2009

Caminar con la Frente en Alto


Todos los seres humanos hemos cometido errores a lo largo de nuestra vida. Algunos aprenden muy rápidamente de sus errores y rectifican y se corrigen de inmediato a raíz de las consecuencias de sus errores. Otros tardamos más en crear conciencia, y caemos una y otra vez en el mismo error, llevándonos esto, muchas veces, a situaciones desesperantes. Aun así, todos tenemos el derecho de rectificar, a todos la vida y Dios nos envía constantemente señales para que tomemos el camino correcto.
No importa cuantos errores hayamos cometido, ni cuantos años hayamos estado en la inconsciencia, desde el mismo momento que recapacitamos y nuestros ojos y conciencia se abren a la verdad, a la realidad de las cosas, en ese mismo momento que nos damos cuenta de nuestro error y pedimos perdón, nos perdonamos y tomamos la decisión de corregirlo, ya ahí comienza el cambio y la historia comienza a escribirse de otra forma.
No es justo ni necesario que una vez consientes de la verdad tengamos que arrastrar las consecuencias de esos errores por toda la vida. Tenemos el derecho de vivir a plenitud, con la frente en alto. Mucho menos debemos permitir que se nos juzgue por lo que hicimos en el pasado, ni que nos señalen, porque nadie tiene ese derecho, porque nadie en este mundo ha estado libre de pecado, nadie podría lanzar la primera piedra contra nosotros; y los que lo hacen es porque están en un grado de conciencia muy inferior al nuestro.
Solo Dios y nosotros mismos tenemos el derecho de juzgarnos y como Él nos perdona, de igual forma debemos perdonarnos. Nunca, mientras estemos en esta vida terrenal, dejaremos de cometer errores, nuestra condición humana siempre nos llevará a cometer alguno; pero lo importante es que tengamos la capacidad de reconocerlo y rectificarlo, y ese derecho lo tendremos siempre.
No importa cuan grande hayan sido tus errores, no importa cuantas veces hayas fallado, si lo reconoces y tu intención es trabajar día a día para tratar de ser una mejor persona, vive con la frente en alto, lucha y pelea por aquellas cosas que creas justas, lucha por tus ideales y tus sueños y el pasado guárdalo en un archivo como referencia, como experiencia de vida y nada más, solo para eso sirven los errores pasados. Lo que eres ahora es lo que importa, lo que hagas de aquí en adelante es lo que cuenta y lo que vale. La autoestima no se sustenta con el pasado, sino con el presente, y las acciones que tomes hoy pueden determinar tu futuro.
Arlene G. Acevedo Molina
7 de abril 2009

viernes, marzo 20, 2009


¿De que vale tener un pueblo o una ciudad llena de una infraestructura majestuosa si la sociedad está enferma? Es como la mujer de cara y cuerpo hermoso pero de corazón podrido; linda por fuera, funesta por dentro. Tarde o temprano la podredumbre de su interior se reflejará en su exterior.
Arlene G. Acevedo

domingo, febrero 15, 2009


No me cabe la menor duda, Dios existe. No me importa que su existencia no halla sido probada empíricamente, no me importa que tú, aquel o aquellos no crean en él, no puedo dudar de su existencia. Hace algún tiempo, había dejado de creer en él. Mis acciones habían convertido mi vida en un caos y me decía a mi misma que si Dios realmente existiera, yo no estaría pasando por cosas malas; que ignorancia la mía. Era más fácil buscar excusas que responsabilizarme por mis acciones y enfrentarlas.

Hoy, de manera maravillosa e inesperada, volvió a sorprenderme. El siempre nos está enviando señales para que notemos su presencia en nuestras vidas, para que nos dejemos guiar. El está dispuesto a ayudarnos a cambiar todo aquello que nos estorba, todo aquello que hay dentro de nosotros, que sabemos, debemos de cambiar. El sabe de nuestras preocupaciones, de nuestra lucha diaria. El sabe cada cosa sobre ti, nada escapa ante él. Ni una sola de tus lágrimas pasa inadvertida para él.

A veces no le sentimos porque vamos ciegos por la vida, viendo solo aquellas cosas que deseamos ver, o sencillamente, no deseando ver nada. A veces no le sentimos porque nuestro corazón está tan lleno de sentimientos asfixiantes, sentimientos ensordecedores, que es imposible escuchar otra cosa que no sea el propio sonido de la desgracia, del dolor, del temor, de la maldad. Para escucharlo no es necesario ser un santo, ni llevar una vida de perfección, no es necesario andar con una biblia bajo el brazo o asistir todos los días a la iglesia. Para escucharlo no es necesario estar libre de pecados y de imperfecciones. Claro que él desea que vivamos una vida recta, pero su amor no se limita ni depende de eso, su amor es incondicional. Si el amor de una madre hacia un hijo es incondicional, imagínate entonces como es el amor de Dios.

El nos creó, él mejor que nadie sabe de nuestras imperfecciones y sabe que debido a esas imperfecciones necesitamos de él constantemente. Basta con hablarle desde nuestro corazón, con honestidad, basta con confiar en él, creer en él y su maravilloso amor se hará manifiesto en nuestra vida. Comenzarás a ver lo que antes no veías. Comenzarás a escuchar lo que antes no escuchabas. La verdad de las cosas se irá revelando ante ti, poco a poco. Lo mejor de todo, es que empezarás a darte cuenta que él jamás te ha abandonado.

domingo, enero 25, 2009



¿Que esperar en la vida cuando las alas del futuro han sido mordidas por los errores del pasado?
¿Que esperar cuando la fe que sostiene la esperanza pende de un hilo de telaraña casi invisible?.
Un hilo que amenaza con romperse en el próximo viento recio que se aproxime

¿Que esperar si nunca te enseñaron a esperar nada? Ahora que esperas algo no sabes que esperas. Pero sabes que eso que esperas es lo que necesitas para llenar ese vacio que no sabes con que lo llenas.

No queda mas que continuar el camino, con los sentidos agudizados, que aunque adoloridos ya y cansados de rebotar en esperanzas inconclusas nos deben de servir de antenas receptoras para seguir las señales que se nos presentan a lo largo de nuestro camino, las cuales señalan la ruta de nuestro futuro.

domingo, noviembre 16, 2008


Si has puesto tanto empeño en destruir tu vida, ahora debes de poner el mismo empeño en reconstruirla.

domingo, noviembre 09, 2008




El 4 de noviembre 2008, marca de forma inolvidable e inimaginable, para toda la humanidad, la historia de una nación. De solo pensar en este hecho tan increíble, se me estremece el espíritu. Jamás habría pasado por mente alguna que la nación americana tuviese en algún momento un presidente afroamericano.

Esto representa un cambio significativo para la nación. No es tan solo el hecho de que sea de color ya que las mentes, los espíritus, las capacidades y la inteligencia de una persona son incoloros. Un blanco y un negro pueden tener la misma línea de pensamiento, la misma ideología y la misma forma de tomar decisiones importantes para una nación.

Políticamente hablando tengo fe de que será un gran cambio, pero mas allá del aspecto político, para mi, y para toda la humanidad, esta elección representa fe y esperanza.
Estoy cansada de escuchar a algunas personas decir, “esto no tiene remedio”, “la humanidad se autodestruye sin remedio alguno”, “no hay quien nos salve". Cada ves que escucho una de estas frases me sobrecoge un sentimiento desolador. Siempre me he negado a pensar que la esperanza estuviera perdida, que estuviésemos destinados al debacle total, sin remedio alguno.

El hecho de que gran parte de la nación americana hallan ido a las urnas electorales a votar por Barack representa, significa que si, que aun hay esperanza de cambio para la humanidad. Significa que aun las mentes, los corazones son redimibles.
La mejor forma de generar cambios es a través del poder de la palabra. De llevar los mensajes correctos. Si se lleva un mensaje de esperanza a las personas, se genera esperanza en sus corazones.

Gran parte de la humanidad vive con miedo, sienten desolación, incertidumbre, pero dentro de cada corazón esta el deseo de que la esperanza no muera, ha quedado demostrado en esta importante elección. El mensaje de Barack ha deposito esperanza, sus palabras salían de el con poder, con energía y en sus manos traía la esperanza, la fe y la posibilidad de redimir a una nación que ha vivido, por años enmarcada en un entorno de racismo, de guerras, de prejuicios. Una nación que al saberse tan poderosa ha olvidado que más que una fuerza mundial somos humanidad, con todo lo que la humanidad implica. Que más que aspectos políticos, económicos, que más que ser y representar el poder en el mundo no dejamos de ser humanos. No dejamos de sentir miedo, dolor, desolación. Pero que además hay deseos de vida, de plenitud, deseos de ser una sociedad ecuánime y sana. Que queremos una sociedad estable para nuestros hijos.

Los gobiernos además de preocuparse por la encomia o por retener el poder deben de comenzar a ver los aspectos sociales, los aspectos humanos. Hay que predicar esperanza, hay que sanar sociedades, corazones. Hay que fortalecer la educación, la familia. Hay que comenzar a generar sensibilidad.

Tengo fe de que Barack representa este cambio. Pido a Dios que no permita que el poder lo corrompa. Que tenga la capacidad de discernir, de dirigir y de tomar las decisiones correctas para nuestra nación. También pido que el odio y el racismo no corten en un acto de violencia este intento de la humanidad por redimirse. Ayudemos con nuestras oraciones, nuestra buena fe y comencemos a generar cambios individuales par que estos puedan generar cambios colectivos.

martes, setiembre 30, 2008



No serán tan malas mis caídas si de ellas aprendo. Lo que realmente importa es tener la fuerza y la voluntad de levantarme cada vez que caiga impulsándome con un aprendizaje en mis manos

lunes, setiembre 29, 2008

MIS PLANTAS Y YO



“Cuesta de creer, pero cuando empezamos a abrirnos, las ramificaciones son sorprendentes. Significa que cualquier pensamiento que hayas tenido en tu vida puedes invertirlo con un cambio de conciencia”
Michael Bernard Beckwith

Hace unos meses compré unas plantas para mi hogar. Soy partidaria de las plantas dentro del hogar porque añaden vida, energía y buena estética a cualquier estancia de una casa, no importa cuan sencilla sea la decoración.
Por varios días las descuidé, y ni las miraba, como me gusta hacer para mantener ese contacto con la naturaleza, con la vida. Una planta hermosa es reflejo de la vida y hace que tu espíritu se mantenga en contacto con la Energía Universal y con Dios.
Una tarde llegué dispuesta a disfrutar de ellas y me entristecí mucho al ver que estaban muriendo. A una de ellas apenas le quedaban dos hojas verdes. Su tallo estaba ya casi seco. Sentí vergüenza por no haber cumplido con mi responsabilidad de mantenerlas con vida. Ellas dependen de mi mano y mis cuidados para estar vivas. Si no les doy esos cuidados ellas no me podrán regalar la alegría de verlas bellas y saludables, ni podrán cumplir con su función de mantenerme conectada al milagro de la vida.

Peor aun, sentí tristeza y vergüenza conmigo misma, por mi misma. He estado muy débil espiritualmente en estos días, con mucha tristeza en mi corazón. Muy vulnerable a agentes externos, nocivos a mi espíritu. No estaba cumpliendo con la responsabilidad de mis plantas y no estaba cumpliendo con mi responsabilidad para conmigo misma. Esto estaba ocasionando que en muchas ocasiones me sintiera como esa planta, con muy pocas hojas verdes y con mi tallo marchito, ya casi seco.

Cuando descuido mi interior siento el cambio, lento pero seguro. Mi espíritu comienza a debilitarse y cualquier situación adversa comienza a consumirme y a marchitarme. Mis plantas necesitan de mí para tener vida, yo necesito de mí para mantener mi vida. Soy responsable por mi misma, soy responsable de mí y por mantener mi espíritu con suficiente riego para que no se marchite. Cuando no alimento mi espíritu, comienzo a secarme como una planta que no recibe el riego necesario. Se va el brillo de la vida, se comienzan a secar mis cualidades, mis talentos, la alegría que me da brillo a quien soy y a lo que soy comienza a desaparecer y hasta las ganas de vida desaparecen.

A diferencia de mis plantas, no puedo esperar que alguien me riegue, dependo de mi misma. Tengo que alimentarme de cosas positivas, de pensamientos positivos, de palabras positivas y sacar las malas hierbas que a veces crecen a mí alrededor consumiendo y adueñándose de lo que soy y de lo que puedo ser. Soy la responsable de mantenerme conectada con la Energía Vital que es nuestro Creador y a la Energía Universal que es nuestro abono diario. Un día que deje de hacerlo es un día que comienza el proceso de marchitar mi espíritu. No quiero ser un cuerpo con un espíritu apenas vivo. No quiero se un cuerpo conteniendo a un espíritu enfermo, marchito, quiero ser un espíritu vital y lleno de energía positiva conteniendo y sosteniendo a mi cuerpo.

jueves, junio 19, 2008


No se si a alguno de ustedes le ha pasado que conocen a una persona y no pueden sentirse cómodos en su presencia. A veces se nos acercan personas con rostros de amabilidad, de amistad, con palabras de halago, pero algo en ellos, su mirada, su aura, su espíritu, denota engaño y maldad. Sus palabras, a veces disfrazadas con bonitos colores salen cargadas de energía tan pesada. Como dice un refrán, “Caras vemos, mas corazones no sabemos”. Ojala y en ves de ver rostros, viéramos corazones, nos evitaríamos tantos disgustos. Pero aunque no tengamos esa habilidad de ver corazones, nuestro espíritu siente y presiente la maldad y la falta de honestidad en quien la carga.

Es como un sensor que nos advierte que algo no esta bien con esa persona, que tengamos precaución. Aun así, a veces ignoramos esa advertencia y decidimos dar la oportunidad. Pueden pasar varias cosas, que la persona como quiera te defraude, o que tu sensibilidad, buena fe y deseos de brindar un trato sincero, amable y honesto, transformen el corazón y las malas intenciones de esa persona para con uno, lo menos usual.

En lo personal, me ha pasado que he estado al lado de personas que mi espíritu se siente intranquilo, incomodo. Veo sus ojos y solo me encuentro una barrera, no puedo ver mas allá de una mirada opaca. No me gusta la gente así, me gusta la gente que cuando yo mire a sus ojos pueda ver destellos de su alma reflejada en ellos. Me gusta le gente que cuando le hablo, mire a mis ojos. Que mi energía pueda bailar con la de ella, libremente, sin sensores que nos repelen.

domingo, junio 01, 2008


Hoy estuve reflexionando sobre una cosa, “nadie tiene el derecho de tratar de convencerte de algo obstinadamente, porque muchas veces, esos que tratan de convencerte de su verdad, ni si quiera ellos están convencidos de ella”.


La verdad absoluta es aquella que te hace libre, aunque no necesariamente feliz, pero si libre, y la libertad, es un sentimiento parecido a la felicidad, es más, a través de ese sentimiento se llega a sentir la felicidad. Ya e hablado sobre esto, pero hoy lo internalicé más profundamente.

Recientemente, estuve en una conversación con un extraño donde se afanaba, casi obstinadamente, de hacerme ver su verdad sobre la vida, palabras que hacían eco en mi cabeza sin lograr aferrarse a ninguno de mis sentimientos, pues su verdad, no era mi verdad, así como la mía no era la suya. Casi al final de la conversación, la persona mostró un rostro muy diferente al de una persona que reflejara lo que era su verdad.


Damos como verdad toda esa programación que recibimos desde niños, y sentimos pena de aquellos que se alejan de eso. Y queremos hacer el papel de salvadores tratando de traerlos al camino correcto, el de la programación. Por lo menos es lo más seguro, es lo que conocemos. Fuera de eso, ¿que hay?. Fuera de eso hay verdades universales y verdades individuales. Solo tenemos que ser valientes, romper el chip de verdades absolutas que se nos incrusta en nuestro crecimiento y lanzarnos a conocer las verdades que nos darán la verdadera libertad.

Conclusión, parte de mi verdad. Nadie me convencerá de nada en la vida que yo no sienta como parte de mi realidad o eso que busco . Eso es un derecho muy mío. Encontrar mi propia verdad. No me importa que ésta, esté lejos de las reglas sociales o religiosas. Me importa que ésta me lleve a sentir la libertad que busca mi espíritu.

sábado, mayo 24, 2008


Cuanta pasión me recorre en esta noche sin luna
mas rebota en las paredes de esta habitación oscura,
y regresa a mi cuerpo que se estremece y que llora
porque hoy solo me acompaña esta soledad hiriente.
Mientras tú, mientras tú, ausente en mi espacio delirante
pero lleno nostalgia de sentirte sin tenerte.
En esta noche sin luna, cuantos deseos de amarte.
Tú ajeno, distante, en el calor de otros brazos
Ni me inventas, ni me piensas, ni me sientes.
En esta noche sin luna suplico dejar de amarte.
Arlene Griselle