Entradas populares

sábado, mayo 02, 2009


Hoy desperté con una sensación de angustia dentro de mi pecho, esa clase de sensación donde sientes tristeza, coraje e impotencia. Más allá de mis problemas personales, -¿quién no los tiene?-, me duele mi país. Mis problemas personales, dependen única y exclusivamente de mí, yo tengo el control de ellos y yo determino el desenlace; pero la situación de mi país no depende de mí, depende de todos y eso es lo que más me preocupa, el “todos”. No a todos les importa lo que está sucediendo. Unos aparentan importarle cuando realmente lo que les interesa es proteger sus intereses personales y otros, aunque les duele la situación, prefieren ignorarla porque para ellos es muy difícil tomar una postura en momentos de tanta confusión. A estos últimos no los culpo. Yo misma me encuentro en un mar displicente de ideas, donde una corriente me hala para una orilla y otra me hala para el otro extremo; por ejemplo: si fuera a tomar una postura en cuanto a la situación de los miles de empleados que van a ser despedidos tendría que tomar en consideración varios aspecto antes de “apilarme” a alguno de los extremos.

Por un lado está el hecho consabido y “requetesabido” por todos de que el gobierno tiene más empleados de los que necesita. Todos en algún momento hemos tenido que solicitar algún servicio en alguna agencia gubernamental y ya todos sabemos cómo es el trato que ofrecen algunos (por no decir la mayoría) empleados de estas agencias. Cuando encuentras un empleado que te trata con cortesía, amabilidad, que se interesa por lo que solicitas, es como encontrarse un billete de $20 en la calle mientras vas caminando, posible pero raro.

No podemos negar, porque hacerlo sería rayar en la hipocresía, que nuestro sistema gubernamental necesita una restructuración de sus recursos humanos. Muchos de estos empleados de gobierno se están robando el dinero del pueblo, el dinero que puede ser utilizado para otras cosas, porque estar ocho horas en tu lugar de trabajo y no hacer nada durante ese tiempo es una forma de robar. Se les paga para que realicen una tarea no para que lean todos los periódicos nacionales, regionales y locales, no para que anden pegados al celular, ni anden chismorreando de oficina en oficina y de cubículo en cubículo todo el día. Porque no trabajan pero se dedican a joder a los que si lo hacen. Llevan años y años en los mismos puestos a tal punto que si trataras de despegarlos lastimarías sus traseros porque ya sus traseros y sus sillas son como una sola alma.

Lo que me preocupa de ésta drástica pero necesaria acción por parte del gobierno es que con las podridas también se irán las productivas, no es la acción sino como se producirá ésta. Sé que así como hay miles de “batatas rancias y desabridas” en el gobierno, también hay miles de empleados comprometidos que trabajan con pasión, porque el trabajo, para ellos, más que meramente un modo de ganarse la vida, es una manera de servir y sentirse productivos; pero como tal vez reflejan algún color en particular serán juzgados por eso y no por su productividad.
Aun no estoy muy convencida de cual debe de ser mi postura en relación a esto, sé que miles de familias se verán afectadas y que será una reacción en cadenas, un problema traerá otro y otro y “Dios nos coja confesaos”, porque no sé en que parara ésta situación.


Creo que muchas personas piensan como yo porque la manifestación masiva no fue lo que todos esperábamos. Nos duele que estas familias se queden sin empleo pero sabemos que es necesario disminuir la nomina del gobierno. Es como cuando una persona sufre una amputación de alguna parte de su cuerpo; primero está la negación cuando el médico le comunica que es necesario, el paciente le dice al médico que por favor busque otra manera de curarlo, e inclusive, no contento con la decisión del médico busca otras opiniones que tal vez por hacerse los mejores lo que hacen es que retrasan el proceso final y necesario empeorando la condición del paciente. Al final la amputación es inevitable, el paciente sentirá un terrible dolor físico y emocional y esto representará todo un proceso hasta que el paciente se restablezca totalmente, pero si toma la situación desde un punto de vista objetivo y positivo su vida podrá ser más productiva de lo que antes era, ya no tendrá ese órgano enfermo que le impedía ser funcional y productivo.
Pido a Dios que me ilumine en esta situación para apoyar la postura que más convenga a nuestra isla y no la que favorezca los intereses de algunos.


Arlene G. Acevedo

Puerto Rico

2009

4 comentarios:

PEREGRINO dijo...

Saludos. He leido tu escrito y me parecio muy interesante. Entiendo que si por un lado hay que disminuir la nomina gubernamental, pero de una manera que realmente no se afecte los servicios del pueblo. Entiendo (y con esto no estoy pretendiendo comprometer a nadie) que el mayor problema que tiene el gobierno como una empresa es la supervision. Si a esos empleados "batata" llevas un plan de supervision efectivo, donde apliques medidas disciplinarias correctivas, se puede documentar todo para asi sacarlos del sistema. Si por el contrario no se documenta su labor, se perpetuan en esas sillas de las que haces mencion. Un supervisor debe ser mas diligente cuando ve actitudes de empleados que no realizan su trabajo, para asi sacar a los que realmente no producen y no afectar a los que si son sumamente eficientes.

Nuevamente, me encanto tu escrito porque muestras el sentir de lo que ocurre a nuestro pais.

Con mi copa en alto, te felicito...

Salud...

Ignacio Reiva dijo...

Los países nos duelen en lo mas profundo de nuestra alma. Nos ha tocado ser sudamericanos, y con ese honor siempre llega el sufrimiento. No dejes de luchar por un país libre y justo. Como alguna vez le dijeron a la madre de un santo, un hijo de tantas lágrimas no puede perderse.

Roberto Ariel Fernández dijo...

Hola Arlene.

Tu escrito identifica las dimensiones de esta situación. Te felicito. A mí también me duele Puerto Rico. Una de las causas de nuestro deterioro es la poca importancia que le damos al llamado "bien común." Un exceso de individualismo mal concebido es una receta para el desastre.

David TTT dijo...

Hola.
Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no vi tu email en el tu blog
Soy el webmaster de publizida.es

Publizida BLOG'S es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's

Registrando su blog en Publizida BLOG'S accederás al servicio de estadísticas gratuitas y podrás participar en el TOP.RANKING
También puedes acceder a la valoración que los usuarios hacen de su página.

Y lo mas importante...
darte a conocer y aumentar el numero de visitantes a tu BLOG de manera totalmente gratuita.


Si te interesa puedes darte de alta

ALTA DIRECTORIO DE BLOGS


o visitanos en ......

DIRECTORIO DE BLOGS

HTTP://PUBLIZIDA.ES


Muchas Gracias por tu tiempo... y disculpa si no fue la mejor manera de darme a conocer.

Un saludo.

DAVID T.
Webmaster de Publizida.es